Lightroom como herramienta central del fotógrafo digital

La aparición de herramientas como Lightroom o Aperture dentro del panorama de las herramientas de fotografía digital ha supuesto un antes y un después en el trabajo con imágenes digitales. En este post pasamos revista a las principales ventajas que aporta en el día a día de los fotógráfos y cómo ha cambiado la forma de trabajo con las posibilidades que aporta. Para muchos fotógrafos herramientas como Lightroom se han convertido en elementos fundamentales del equipo a nivel de la cámara, los objetivos o el trípode.

La fotografía digital por su naturaleza precisa necesariamente del trabajo con software, desde el momento en que llenamos una tarjeta de memoria con imágenes necesitamos herramientas para la descarga de estas a nuestro ordenador y una vez en nuestro disco duro se hace preciso visionar estas con la mayor calidad y rapidez posible, para ello debemos usar alguna herramienta que facilite la visualización de las imágenes, y cuando hablamos de ver imágenes nos referimos a cientos de fotos por sesión que deben evaluarse lo más rápido posible y que en muchos casos deben prepararse para ser enviadas con todos los ajustes realizados.

Software: la herramienta de trabajo del fotógrafo digital

El trabajo con ficheros RAW impone una necesidad adicional, el conversor RAW, con él debemos revelar nuestras fotografías para obtener en la pantalla el mejor resultado visual posible, aquel que vimos al apretar el disparador y convertirlas a formatos estandarizados que nos permitan mostrar nuestras imágenes y darles salida en distintos soportes (web, impresión, etc.).

lravanzado550

Además está Photoshop, en donde muchas veces acabamos para rematar la imagen y donde las posibilidades de retoque son ilimitadas, y muchas veces nada sencillas, lo que ralentiza mucho el trabajo.

En ocasiones necesitaremos enseñar nuestro trabajo a los demás así como hacerlo llegar a clientes o simplemente enviarlo a nuestro laboratorio vía Internet a través de FTP, nuevas necesidades y más programas necesarios.

Pero a medida que vamos trabajando vamos acumulando imágenes lo que nos obliga a plantearnos una forma de organización de las mismas, aquí de nuevo precisamos de un criterio a la hora de clasificar el material y la ayuda de alguna herramienta de catalogación y archivo que nos facilite acceder fácilmente a la imagen que buscamos, sin necesitar mirar cada carpeta del disco duro en su busca.

Hay fotógrafos que han diseñado flujos de trabajo que continúan la lógica que utilizaban con la película y que en muchos casos suponen la realización de tareas críticas como la descarga de imágenes copiando y pegando o la búsqueda de ficheros derivados de forma muy poco eficiente. Lightroom permite automatizar muchas de estas tareas lo que supone una ventaja importante en seguridad, velocidad y capacidad de trabajo, optimizando el tiempo que pasamos delante del ordenador. Lo que en muchos casos ocurre es que estas personas por desconocimiento hacen un uso muy básico de la informática en general y por falta de tiempo son incapaces de aplicar a su flujo de trabajo las ventajas que ofrece el software para trabajar de forma eficiente.

Mi experiencia tras numerosos cursos sobre Lightroom, es que una vez que se descubren las capacidades del programa se produce un cambio de mentalidad al ver las posibilidades qué ofrece el programa utilizando sus funcionalidades, frente a alternativas poco eficientes como la realización de tareas críticas de forma manual, el uso de software del fabricante o flujos basados en Adobe Bridge con Photoshop como procesador RAW.

Hay quien argumenta que un programa de este tipo ata, al exigir una forma de trabajo determinada o que la clasificación y procesamiento del material queda ligado a Lightroom, esto no es cierto desde el momento en que preservemos las imágenes originales que pueden ser tratadas con cualquier herramienta del mercado y que la catalogación se hace en base a metadatos estándar (IPTC-XMP) que son compatibles con cualquier herramienta seria de gestión de imágenes digitales. La organización física de las imágenes puede ser la que se desee y podemos adaptar Lightroom al flujo de trabajo habitual y aprovechar las capacidades del programa para agilizar nuestro trabajo.

Lightroom: todo en uno

Lo que en definitiva tenemos delante es la realidad de que actualmente los fotógrafos desarrollan una parte muy importante del trabajo delante del ordenador, por ello para muchos se ha convertido en una prioridad el simplificar el trabajo todo lo posible con la ayuda de herramientas que se optimicen al máximo las tareas.

Lightroom ha sido concebido como LA herramienta del fotógrafo digital, sus posibilidades abarcan desde la descarga de las imágenes de la tarjeta al visionado y selección de fotos, pasando por unas impresionantes capacidades de edición y revelado RAW y todo ello con la posibilidad de integrar plugings de terceras partes que facilitan la conexión de nuestro catalogo de imágenes con todo tipo de servicios Internet (FTP, e-mail y web), la integración con otras herramientas de fotografía digital para cualquier uso imaginable desde aplicaciones de HDR a reductores de ruido y la gestión de la salida de imágenes.

Frente a su pariente Photoshop aporta sencillez de manejo y rapidez de trabajo, hay que pensar que ha sido concebido con el fotógrafo en mente y está orientado a que este tenga cubiertas la mayoría de sus necesidades con Lightroom. La calidad de imagen del procesamiento RAW es sencillamente idéntica ya que usan el mismo motor de conversión. Muchas de las herramientas de tratamiento y procesamiento de imagen de Lightroom son capaces de realizar de forma sencilla tareas que en Photoshop implican el uso de técnicas complejas, un ejemplo de esto son las herramientas de enfoque selectivo o la utilización de filtros degradados que ahora con Lightroom pueden hacerse de una forma rápida e intuitiva.

Ventajas de Lightroom

Vamos a repasar los aspectos más relevantes y las ventajas más importantes que aporta el trabajo con Lightroom para cualquier fotógrafo.

  • Integración de todas las operaciones de trabajo en una sola aplicación Una de las ventajas fundamentales es que hay una integración total entre todos los módulos del programa, asi podemos usar Lightroom para localizar una imagen en nuestro catálogo con unos pocos clicks procesarla y subirla al sevidor FTP del laboratorio o montar una galería web y publicarla sin salir del programa.
  • Rápidez de trabajo en visionado y selección de imágenes Este es un aspecto en el que sin duda destaca Lightroom, las capacidades para el visionado y comparación de imágenes hacen que sea posible revisar cientos de fotos muy rápidamente, ello unido a las posibilidades de marcaje y descarte hace que una de las etapas más engorrosas del trabajo, como es el seleccionar las mejores imágenes de un trabajo, sea lo más rápido y sencillo.
  • Personalización Las posibilidades para crear plantillas en numerosas funcionalidades (recetas de revelado, metadatos, configuraciones de exportación, hojas de impresión o galerías web) hacen que sea posible trabajar de forma personalizada en casi cualquier aspecto del flujo de trabajo. Esto hace que sea posible trabajar de una forma muy rápida y sencilla con grandes volúmenes de fotos para hacer tareas muy diversas en función de distintas necesidades en función del momento.
  • Revelado RAW: comparación con los software de los fabricantes de cámaras Uno de los aspectos más importantes que debe tener cubierto cualquier fotógrafo que trabaje con imágenes RAW es el disponer de un programa de revelado RAW que le permita sacar todo el partido a lo que el sensor de la cámara es capaz de captar.Es frecuente que se trabaje con los programas originales de las marcas, estos presentan como principal ventaja la calidad de imagen conseguida, cuentan con una perfecta integración entre las cámaras y el software que es capaz de reconocer todos los ajustes realizados en la cámara y los aplica de forma transparente. Pero todos pecan de ser poco usables y lentos, no están concebidos para trabajar con rapidez sobre cientos de fotos, lo que es un serio inconveniente cuando debemos enfrentarnos a centenares de imágenes de un viaje, una boda o una sesión de estudio y están muy limitados en sus capacidades para gestionar el archivo o para hacer tareas más allá del visionado y el procesamiento de los RAW.
    La incorporación de los perfiles de cámara a Lightroom ha reducido mucho esta ventaja, ya que ahora es posible obtener resultados casi indistinguibles de los obtenidos con el software de los fabricantes de nuestra cámara. Ya es posible configurar Lightroom para que desde la importación las imágenes vengan perfiladas correctamente, sin que debamos hacer un tratamiento individual a las mismas para que se vean tal y como se verían en el software del fabricante de nuestra cámara.
  • Edición y revelado avanzado de imágenes La versión 2 de Lightroom incorporó dos nuevas herramientas de edición en el módulo de revelado que han ampliado enormemente las capacidades de trabajo con las imágenes, se trata del pincel de ajuste que permite un tratamiento local de la imagen y el filtro degradado. Ambas herramientas permiten aplicar ajustes de exposición, saturación o contraste en las zonas sobre las que actúan, de manera que se dispone dentro del editor RAW de posibilidades de edición que hasta ahora estaban limitadas al tratamiento por zonas en Photoshop, y todo ello con una sencillez de manejo incomparable. Estas mejoras han supuesto que para muchos fotógrafos el trabajo con Photoshop se haya reducido drásticamente.
  • Ahorro de espacio en disco y de gestión de ficheros derivados La forma que tiene Lightroom de trabajar con las imágenes que se procesan, permite un gran ahorro de espacio en disco. Cuando se trata una imagen, ya sea un RAW, un TIFF o un JPG, todos los ajustes realizados se guardan como parámetros, algo así como la receta de revelado, que se aplican a la visualización de la imagen en pantalla pero preservando la imagen original sin tocar, es lo que denominamos edición no destructiva. Si exportamos esa imagen crearemos un fichero derivado del formato y tamaño que decidamos, que presentará los ajustes realizados en Lightroom. Al haberse guardado los ajustes podremos crear en el futuro todas los imágenes que queramos, pudiendo por tanto desechar estos ficheros derivados una vez utilizados sin que sea necesario guardar un archivo de estas imágenes, ya que en cualquier momento podremos crear una copia idéntica a partir del original de cámara.Si la exportación la hacemos con algún pluging para enviar a servicios web como Flickr o para enviar por FTP, las imágenes serán depositadas vía Internet en el servidor sin que quede una copia en nuestro disco duro con el ahorro de espacio que esto supone.
  • Ampliación de funcionalidades con Plugings Una de las capacidades más interesantes de Lightroom es la posibilidad de instalar plugings de terceras partes que amplian las capacidades del programa. Así podemos crear marcos, añadir marcas al agua, publicar imágenes en Blogs y webs fotográficas sin necesidad de generar unos JPG que luego subir uno a uno a la web o que tengamos que enviar por FTP con la ayuda de un software especifico.

Leave a Comment:

11 comments
pacorramos says 15 septiembre, 2009

Me considero sólo un “poquitín” aficionado a la fotografía. Hace unos meses me compré una DSLR, pero de momento ni siquiera disparo en RAW, sino en JPEG. Intento pasarme el menor tiempo posible “editando” las fotos, ya que debido a mi trabajo me paso muchas horas al día delante del ordenador. Para mí, Lightroom ha sido la mejor solución. Aunque reconozco que probablemente utilizo menos del diez por ciento de sus capacidades, y que a lo mejor me las apañaría con un programa más sencillo (como el Picasa), lo cierto es que me encuentro muy cómodo con él, y me va perfecto para llevar a cabo con relativa rapidez mi flujo de trabajo personal,

Reply
    pacorramos says 15 septiembre, 2009

    … lo siento, por error se me ha enviado el comentario incompleto, así que continúo:

    Decía que Lightroom me va perfecto para mi flujo de trabajo personal, que consiste en: 1) hacer una rápida selección de fotos mediante las “banderitas”; para mí eso es fundamental, ya que no me gusta “agobiar” a los amigos y parientes con interminables colecciones de fotos, de manera que si, por ejemplo, en un viaje he hecho unas cien o doscientas, suelo seleccionar sólo veinte o treinta como mucho; 2) hacer tres o cuatro retoques básicos de las que me parece que lo necesitan; las demás, las dejo como están; 3) exportar (mediante alguno de los presets personalizados que he creado) y enviarlas por email, o subirlas a Flickr, etc. ¡Y listo! Antes hacía eso mismo con Photoshop Elements, pero iba mucho más despacio.
    Espero que mi experiencia pueda ser de utilidad a los lectores de este blog.
    Finalmente, sólo añadir que la idea de la edición no destructiva me parece una genialidad, y, por lo que he visto en Internet, parece que otros programas de la “competencia” también la están incorporando.
    Por cierto, Fernando, si alguna vez se te pasa por la cabeza hacer el curso en la ciudad catalana de Vic (donde yo vivo), no dejes de avisarme. Un saludo y gracias por este magnífico blog.

    Reply
    Alonzo says 1 noviembre, 2016

    Me gusta mucho mi pantalla pero falla la luz, no Conocen que podria ser

    https://www.elektra.com.mx/pantallas-led/category/pantallas-led

    Reply
Daniel Arenas says 18 septiembre, 2009

Hola Fernando,

Recientemente preguntaba por los foros sobre si usar Lightroom (en adelante LR) y el Photoshop (en adelante PS) era redundante, dicho de otro modo si era tener dos programas para lo mismo. Ya que LR está pensado como herramienta para el fotógrafo mientras que PS además de herramienta para el retoque fotográfico también es ampliamente usada para el diseño gráfico, motivo por el cual el % de la capacidad del PS usado por fotógrafos es muy poca.

Soy muy aficionado a la fotografía de naturaleza y paisajes y tengo mucho interés en optimizar mi flujo de trabajo por ello estaba revisando “mis esquemas” del flujo.

En vista de este artículo veo que la respuesta es que en un % muy elevado con LR tendríamos suficiente para retocar nuestras fotos. Con todo ello me surge una duda, ¿es posible y viable hacer un procesado por zonas? Sería el caso de un paisaje con mucha variedad de sombras y luces.

Si que he probado el filtro de degradado de LR y es simplemente fabuloso y sin ningún halo (uno de mis mayores problemas en las selecciones de PS).

Saludos y enhorabuena por el blog al cual me he suscrito vía RSS.

Gracias.

Reply
    Fernando Ortega says 19 septiembre, 2009

    Hola Daniel,

    Para hacer un procesado por zonas puedes utilizar el pincel de ajuste que te permite trabajar de forma muy parecida a las zonas.

    Saludos,
    Fernando

    Reply
ISIDRO GONZALEZ says 1 octubre, 2009

Hola Fernando, soy nuevo en esto y veo muy completo tu blog. Me esta sirviendo de mucha ayuda.
Ya te he solicitado el curso para cuando lo hagas en Sevilla.

Saludos
Isidro

Reply
» Guía rápida de trabajo con Lightroom 3 says 9 octubre, 2010

[…] Antes de nada debemos entender la filosofía del programa, Lightroom es una base de datos no un visor de imágenes  ¿Por qué Lightroom? Trabajar con Lightroom implica un cambio de mentalidad frente a flujos de trabajo basados en Photoshop y los programas de los fabricantes de cámaras Lightroom como herramienta central del fotógrafo digital […]

Reply
Tutorial: Lightroom como herramienta central del fotógrafo digital | Foto Cine La Vila says 22 octubre, 2011

[…] Lightroom como herramienta central del fotógrafo digital | Lightroom ES. Esta entrada fue publicada en Recursos fotografía y etiquetada Edición de imágenes, Lightroom por Álex García. Guarda enlace permanente. […]

Reply
10 claves y ventajas para pasarte a Lightroom como tu herramienta central para fotografía | LIGHTROOM ES Post says 28 enero, 2015

[…] de las ventajas indudables de Lightroom es que podemos realizar con un único programa todas las tareas clave del flujo de trabajo, esto permite simplificar al máximo las tareas del […]

Reply
Luciano says 26 octubre, 2016

Me he tropezado con esta publicación por casualidad pero me ha enganchado. Muy buena.
A veces se pregunta uno cómo podíamos vivir antes sin móviles. Los fotógrafos nos preguntamos además cómo podríamos vivir hoy sin Lightroom.
Saludos.

Reply
Add Your Reply