VIDEO Claves para comprender la importación de fotos en Lightroom

Una de las barreras que tiene Lightroom a la hora de iniciarse es la importación de las imágenes al catálogo. En este post vamos a ver qué es la importación, porque Lightroom funciona de esta manera, qué ventajas aporta en el flujo de trabajo y qué opciones tenemos a la hora de añadir fotos a nuestro catálogo.

¿Por qué hay que importar las fotos?

Existen dos tipos de programas para el visionado y organización de imágenes. En primer lugar tenemos los visores multimedia, actúan de la misma forma que el explorador de archivos del sistema operativo del ordenador, nos dejan abrir todas las carpetas del equipo para ver su contenido y en ellas podemos visualizar las fotografías en una vista de miniaturas o ampliadas.
Dentro de esta categoría tenemos Adobe Bridge (es el visor de imágenes de Photoshop) y programas de revelado RAW como Canon DPP, Nikon ViewNX2, Luminar o ON1 PhotoRAW y visores de imagen como ACDsee, BreezeBrowser o Photomechanic.

Canon DPP es el software de revelado y visualización de imágenes de Canon

Las capacidades de organización y gestión son muy limitadas ya que para poder ver juntas imágenes, estas deben encontrarse en la misma carpeta y cumplen la función de visionado y descarte de fotos.

El segundo tipo lo componen aplicaciones que tienen en su interior una base de datos que permite la agrupación, búsqueda y organización de las imágenes de una manera mucho más potente. Aquí tenemos a programas como Lightroom, Aperture, Photos o Media Pro de Capture One que son aplicaciones de flujo de trabajo que incluyen todo lo necesario para gestionar, ver y procesar nuestras imágenes.

En estas aplicaciones cada una de las fotografías es un registro en esa base de datos y eso le da al software unas capacidades muy superiores a la hora de gestionar y organizar nuestras fotografías. El “inconveniente” de esto es que debemos dar de alta las fotos en la base de datos (catálogo en el caso de Lightroom) y es en la operación de importación donde hacemos este paso previo que marca la diferencia.

Ventajas de los programas con base de datos

Los programas como Lightroom presentan ventajas importantes para gestionar y trabajar con imágenes digitales. Vamos a desgranarlas:

  • Centralizamos las imágenes, en programas como Lightroom se trabaja alrededor del catálogo. Las fotos del archivo se agregan a una estructura centralizada, que simplifica la gestión. Programas como Photoshop o los reveladores RAW que abren cualquier foto en cualquier sitio, favorecen la dispersión de las imágenes lo que dificulta localizarlas.
  • Descarga de imágenes, si descargas tus fotos con Lightroom y las fotos se van copiando desde la tarjetas de memoria siguiendo un patrón fijo, lo que facilita la organización de las imágenes. Además Lightroom te evita descargar imágenes que ya existen en el catálogo, ya que comprueba si ya están en el catálogo evitando duplicar fotos.
  • Organización del archivo al utilizar una base de datos podemos agrupar, buscar y organizar las fotos. Lightroom permite agrupar de manera virtual imágenes, nos evitan la necesidad de depender de las carpetas para crear agrupaciones. Ya no es necesario copiar las fotos seleccionadas en una carpeta, utilizando colecciones, estrellas y palabras clave, podemos ver juntas fotos por temas, calidad o por proyectos de una manera infinitamente más flexible y potente.
  • Revelados El catálogo almacena en su interior además todos los ajustes de revelado que vamos aplicando a las imágenes, con ello se centraliza toda la información sobre cada foto en lo que podríamos llamar la ficha de cada fotografía. Cada vez que abres una imagen tendrás la foto con todos los ajustes realizados sin necesidad de guardar nada ni de generar ficheros derivados.

¿Que tipos de importación permite Lightroom?

A la hora de importar tus fotos a tu catálogo de Lightroom tienes dos opciones principales, la primera es incorporar al catálogo las fotos que ya tenemos en nuestros discos duros y la segunda copiar las fotografías para descargarlas desde las tarjetas de memoria para copiarlas en el disco donde almacenamos nuestras fotos.

1 – Fotos que ya tenemos en el disco duro
Para el primer caso, lo más recomendable es agrupar todas tus carpetas de fotos dentro de una carpeta madre e importar esta a Lightroom. Importando esta carpeta madre puedes añadir todo tu archivo al catálogo.
A este tipo de importación lo denomina Lightroom Añadir, y en ella lo que se hace es añadir  las fotos al catálogo son moverlas de sitio. Se queda todo como lo tenias y una vez realizada veras todas tus carpetas dentro de catálogo en el panel Carpetas del módulo de Biblioteca.

Puedes ver todo el proceso en este vídeo.

2- Descarga de imágenes desde tarjetas o copia desde otra ubicación
La segunda opción es Copiar, este tipo de importación lo usamos para descargar tarjetas o copiar fotos de una ubicación a otra a la vez que las añadimos al catálogo. Por defecto Lightroom al copiar mete las imágenes en la carpeta Mis imágenes o Imágenes, por ello es muy importante configurar el destino de la copia al disco donde guardamos el resto de fotos.

Puedes ver todo el proceso en este vídeo.

Existe una tercera opción y es Mover, en ella las fotos seleccionadas se mueven de ubicación a una carpeta de destino. Esta opción debe usar con atención de donde llevas las fotos ya que dejarán de estar donde estaban para ir una nueva ubicación.

Leave a Comment: