Enfocando tus imágenes en Lightroom

El enfoque es una de las tareas básicas en el ajuste de una imagen, vamos a ver cómo trabaja Lightroom y que posibilidades nos ofrece para el control de la nitidez de distintos tipos de fotos.

Todas las imágenes digitales, y en especial las captadas en RAW, necesitan que se les aplique una máscara de enfoque durante el postproceso en el ordenador. Sólo así podremos apreciar el detalle de las mismas. La herramienta más conocida para esta tarea es la máscara de enfoque de Photoshop con la que es posible regular la cantidad de enfoque y a qué píxeles de la imagen se aplica.

Antes de explicar como trabaja Lightroom el enfoque de las imágenes vamos a ver que hay dos tipos de enfoque que se pueden aplicar a una imagen.

El primero es el llamado enfoque de captura que se está destinado a eliminar el desenfoque con el que nos llegan las imágenes RAW de la cámara, este debe hacerse si es posible de forma selectiva buscando aplicar detalle en los bordes dejando el resto de zona.  En caso de que trabajemos en formato JPG este enfoque ya se ha aplicado por la cámara al grabar la imagen y puede ajustarse en diferente grado en la misma.

El segundo enfoque es el de salida o impresión y se aplica en función del soporte al que vaya destinada la imagen, así cada tipo de papel y tamaño de impresión precisa una cantidad distinta de máscara de enfoque a aplicar. Veremos que Lightroom permite aplicarlo en los puntos de salida de imágenes es decir la ventana de exportación y el módulo de impresión.

Aplicando el enfoque de captura
Lightroom permite aplicar enfoque de captura a las imágenes en el panel “Detail” este cuenta con cuatro deslizadores que nos van a ayudar a regular la intensidad del enfoque y las zonas de la imagen en las que este se va aplicar.

Uno de los aspectos a tener en cuenta es que para poder apreciar el efecto del enfoque es preciso que veamos la imagen al 100%, esta vista nos va permitir ver los pixéles reales y por tanto apreciar que efecto estamos aplicando. Para ayudarnos en esto el panel detalle nos muestra una fracción de la imagen al 100% y con la ayuda de una puntero situado en parte superior izquierda podemos seleccionar la zona de la imagen que queremos ver a tamaño real.

Por defecto, Lightroom aplica un ligero enfoque a las imágenes, podemos ver que el control “Amount” (Cantidad) está inicialmente con un valor de 25. Esto es para que ya desde un inicio podamos ver las imágenes nítidas. Actuando sobre este primer control regularemos la intensidad del efecto aplicado. Será critico que veamos el efecto sobre las zonas más importantes de la escena en la ventana de ampliación para decidir el punto de enfoque le vamos a aplicar a la imagen.

Debajo de este encontramos dos controles más Radio y Detail (Detalle), estos van a regular cómo se comporta el enfoque con respecto a los pixeles cercanos.

Así el radio determina cuantos píxeles se ven afectados alrededor del borde de enfoque, por ejemplo para imágenes con mucho detalle cómo paisajes lo más aconsejable es un radio menor de 1 (la opción por defecto), si por el contrario la escena muestra amplias áreas sin detalle como ocurre en los retratos los mejor será un valor mayor de 1.

El deslizador de “Detail” (Detalle) actúa como un control de los halos producidos al aplicar el enfoque, por defecto tiene un valor de 25 y funciona bien para la mayoría de las fotos. Para escenas con mucho detalle como es el caso de los pasiajes podemos subirla hasta 70-75.

Pero la herramienta más sorprendente es “Masking”, que nos va a permitir regular sobre que planos y líneas de nitidez de la imagen actuará el enfoque, evitando, por ejemplo, que los fondos desenfocados aparezcan con artefactos de enfoque que degradan la imagen. Así con un valor de mascará de 0 se aplicará enfoque a todos los píxeles mientras que uno de 70 se limitará a las zonas de bordes definidos.

Pulsando en la tecla ALT mientras movemos el deslizador podremos ver cómo la imagen pasa a blanco y negro, el blanco indica las zonas donde actuará el enfoque, en función de que zona queramos que enfoque actuaremos con al herramienta. Para que podamos ver este efecto es necesario que la imagen la estemos viendo al 100% es decir a un tamaño de zoom 1:1.

El grado de control que nos da la máscara sobre qué zonas de la imagen se aplica el enfoque es muy importante ya que evitará que zonas de la imagen que deben aparecer desenfocadas aparezcan limpias de artefactos de enfoque.

Ajustes predefinidos de enfoque
Si miras en el panel de ajustes predefinidos situado en la parte izquierda de la pantalla del módulo de Revelado verás que hay dos dedicados al enfoque uno para retratos y otro para paisaje, el primero aplica una máscara de 70 para evitar enfocar áreas desenfocadas y el segundo de 0 para que toda la escena reciba enfoque.

Enfoque de salida
El grado de control del enfoque para la salida es mucho menor y está orientado fundamentalmente para la impresión con chorro de tinta desde Lightroom y para la salida en pantalla (web o e-mail). Tanto la ventana de exportación como el módulo de impresión cuentan con preajustes de enfoque para distintos tipos de papel y para salida en pantalla con tres intensidades de enfoque diferentes.

Leave a Comment: